La sociedad de Rafael Santamaría que controla el 70% de Reyal Urbis, en concurso de acreedores

04.12.2013 13:35

MADRID, 4 Dic. (EUROPA PRESS) -

 

   Inversiones Globales Inveryal, la sociedad a través de la que Rafael Santamaría controla el 70,2% del capital social de Reyal Urbis, ha sido declarada en concurso voluntario de acreedores, según informó la inmobiliaria.

   El concurso del primer accionista de Reyal se registra nueve meses después de que la propia inmobiliaria cotizada se acogiera también a la antigua suspensión de pagos con un 'agujero patrimonial' de 1.700 millones de euros.

   El concurso de la firma de Santamaría es de carácter voluntario, con lo que la sociedad conserva las facultades de administración y disposición sobre su patrimonio, si bien queda sometida a la intervención de una administración concursal.

   Rafael Santamaría constituyó Reyal Urbis en 2006, en pleno 'boom' del sector inmobiliario, cuando su compañía, Reyal Construcciones, compró Urbis Inmobiliaria a través de una oferta pública de adquisición de acciones (OPA) valorada en unos 3.300 millones de euros.

   La insolvencia del actual principal accionista de Reyal Urbis se produce mientras el propio grupo inmobiliario trabaja en un plan de viabilidad con la intención de "alcanzar un acuerdo con todos los acreedores y firmar a la mayor brevedad un convenio" que le permitiría superar la suspensión de pagos.

   Según fuentes del sector, el plan de viabilidad que Reyal negocia con los acreedores contempla ceder el grueso de sus activos inmobiliarios a sus bancos para saldar la mayor parte de la deuda que soporta. La Sareb, la Agencia Tributaria y el ICO figuran entre el listado de los principales acreedores de la inmobiliaria.

   La operación conllevaría una quita de deuda encubierta para las entidades, que se cifra en una media del 40%. Este porcentaje deriva del hecho de que el valor que actualmente presentan los activos, según tasaciones independientes, es inferior al monto del pasivo privilegiado.

'NUMEROS ROJOS'.

   A cierre del pasado mes de septiembre, Reyal Urbis registró una pérdida neta de 357,63 millones de euros, importe que supera en un 39% los 'números rojos' contabilizados un año antes, dado el incremento de los costes indirectos y las provisiones realizadas para cubrir el deterioro de los activos.

   Asimismo, a la conclusión de los nueve primeros meses, la inmobiliaria soportaba un endeudamiento financiero neto de 3.492 millones de euros, importe un 3% inferior al de un año antes.

   No obstante, recientemente, la compañía Reyal Urbis amortizó 153 millones de euros de deuda al vender dos destacados activos de su cartera inmobiliaria, el centro comercial 'ABC Serrano', ubicado el centro de Madrid, y el complejo de oficinas sede del grupo Unidad Editorial (Unedisa).

Leer más: La sociedad de Rafael Santamaría que controla el 70% de Reyal Urbis, en concurso de acreedores

Volver

Array

© 2017 Todos los derechos reservados.

Noticias de AITA