Pescanova intensifica este lunes las negociaciones por su filial chilena

16.12.2013 08:55

MADRID, 16 Dic. (EUROPA PRESS) -

   Pescanova intensificará este lunes las negociaciones con el síndico Herman Chadwick, administrador concursal de Pesca Chile, para frenar el proceso de venta de la filial chilena y paralizar temporalmente la liquidación.

   De esta forma, la matriz de la pesquera tratará de salvar Pesca Chile, cuya venta debería estar cerrada este mes, si bien ahora las ofertas se mantienen congeladas, tras conocerse el interés de la compañía gallega en intentar 'levantar' el concurso.

 

   De esta forma, la pesquera gallega trabaja contrarreloj para no desprenderse de su filial chilena, ya que "Pescanova vale más con Chile que sin Chile", tal y como han destacado a Europa Press en fuentes conocedoras de la situación.

   Pescanova ha trasladado al administrador concursal de Pesca Chile que la oferta del consorcio liderado por el presidente de Damm, Demetrio Carceller, junto a los fondos Luxempart, KKR y Ergon Capital es "atractiva y satisfacerá a los acreedores", teniendo en cuenta que ha logrado el compromiso de la banca acreedora de estudiar el plan de viabilidad la filial chilena, con una línea de crédito de unos 45 millones de euros.

   Tanto el plan de viabilidad de PwC como las líneas maestras del futuro convenio de acreedores no contemplan el futuro de la compañía sin Chile.

   Pescanova pugnará en su objetivo de no perder Pesca Chile con las ofertas de los gigantes Marine Harvest (Noruega) y Cooke Aquaculture (Canadá), a las que se ha sumado también el fondo norteamericano Fidelity.

   Mientras en España, la banca analizará la oferta de Damm, que inyectará 250 millones de euros para hacerse con el control del 51% de la compañía, según han informado a Europa Press en fuentes conocedoras de la situación de la pesquera.

   En concreto, la oferta de Damm, que controla el 6,2% del capital de la gallega, y Luxempart, con el 5,8%, propone una quita de entre el 80% y el 85% del pasivo de la gallega, lo que supone condonar entre 2.900 y 3.000 millones de euros. A estos porcentajes hay que sumar un 1,6% en manos de Disa, petrolera propiedad de la familia Carceller.

   Las mismas fuentes han subrayado que la banca acreedora, que se quedaría con el 49% restante de la compañía si se cumplen las previsiones, es partidaria de capitalizar deuda, es decir, de su conversión en acciones, lo que supondría unos 240 millones de euros. De llevarse a cabo esta capitalización de deuda, la quita sobre la deuda inicial podría reducirse incluso al 60% a través de dividendos.

Leer más: Pescanova intensifica este lunes las negociaciones por su filial chilena

Volver

© 2017 Todos los derechos reservados.

Noticias de AITA